Archivos

  • Núm. 522 (2020)

    Atenea 522 reúne once artículos dedicados al tema “universidad”, los cuales integran el dosier diseñado para conmemorar los 100 años de vida de la Universidad de Concepción, institución de la que Atenea forma parte desde hace 96 años desde su creación como revista en 1924. A este dosier “Centenario” le sigue una nota titulada “Antecedentes sobre la creación de la Escuela de Graduados y Perfeccionamiento Profesional en la Universidad de Concepción”, que corresponde a un estudio historiográfico sobre dicha unidad universitaria.
    Este número también contiene la segunda parte del dosier titulado “Límites y dilemas de la representación de los perpetradores de violaciones a los derechos humanos en espacios públicos”, constituido en total por siete artículos, cuatro de los cuales publicamos en el número 521 de Atenea y los tres restantes hoy.
    Finalmente, se retoma aquí la sección “Heterogénea”, con tres apartados: el ensayo filosófico del académico de la Universidad de Chile, Miguel Orellana Benado; la entrevista a la destacada miembro de nuestro comité consultivo, formada en la Universidad de Concepción, Ana Pizarro; y los discursos de presentación del libro de Fabienne Bradu, “Cambiemos la aldea. Los Encuentros de Concepción, 1958, 1960 y 1962”, editado por el Fondo de Cultura Económica y la Editorial Universidad de Concepción.

  • Núm. 521 (2020)

    Atenea 521 contiene trece artículos. Los primeros nueve corresponden a la sección regular, que incluye, además, dos reseñas. Los cuatro restantes forman parte de un dosier titulado “Límites y dilemas de la representación de los perpetradores de violaciones a los derechos humanos en espacios públicos”, presentado y coordinado por Daniela Jara, Carolina Aguilera y Loreto López.
    Los nueve primeros artículos de Atenea 521 presentan nuevas perspectivas para estudiar asuntos propios de sus áreas. Por su parte, los artículos reunidos en el dosier plantean críticamente aspectos relacionados con la representación de los perpetradores de violaciones a los derechos humanos durante la dictadura cívico-militar chilena que sucedió al golpe de estado de 1973.

  • Atenea 520 2020

    Núm. 520 (2019)

    En este número de Atenea publicamos ocho artículos. Los dos primeros abordan relaciones interculturales; uno, centrado en la labor de los kimches, y el otro, en la práctica de tejedoras mapuche. Otros dos artículos se refieren a artes visuales e indagan, uno, en el arte político, y el otro, en la experiencia del Taller de murales de la Universidad Católica de Valparaíso. Además, un artículo del área de la arquitectura urbana se detiene en un caso de paternalismo empresarial. Por último, publicamos tres artículos de estudios literarios: el primero explora el factor ideológico de la formación de los cánones estéticos, y está dedicado a Borges y Bloom; el segundo, en el cuento cinematográfico de Villaurrutia, y el tercero, en los diarios de viaje de Francisco Echaurren. Se publican aquí dos notas. Una referida a un libro de Atilio Borón sobre el liberalismo de Vargas Llosa, y la segunda, al segundo volumen del proyecto de historia crítica de la literatura chilena. Presentamos también, en “Comentarios y ensayos críticos”, los aportes de Grínor Rojo y de Alberto Giordano; y en “Presentaciones y discursos”, la presentación de Sergio Vergara al número 518 de Atenea, y los discursos de quienes recibieron el Premio Atenea 2018. Tres reseñas de libros completan este número.

  • Núm. 519 (2019)

    En este número de Atenea predominan los análisis de los discursos: los cursos de animástica, el caso de Gabriela Blas, los mitos de Eva y Pandora, la novela de Lispector, las acciones de “artivismo”, los diarios de Oyarzún, el Canto al indio atacameño y las novelas de Zambra, Fernández y Sanhueza, constituyen todos corpus discursivos, entendidos como lugares donde se cruzan variables históricas, filosóficas, sociales, étnicas, de género y estéticas. Se completa esta Atenea 519 con dos reseñas de libros sobre estudios literarios y semiológicos.

  • Núm. 516 (2017)

    Atenea presenta en este número quince artículos que se constituyen en un aporte a sus respectivos campos de investigación. Acogemos con gratitud a sus autores, académicos de universidades de Chile, Perú y España, en la comunidad de pensamiento que imagina y conjura el rostro, siempre severo y siempre sonriente, de Atenea, la diosa tutelar.

  • Revista Atenea número 515

    Núm. 515 (2017)

    La revista Atenea pone a disposición de sus lectoras y lectores catorce artículos sobre Literatura, Artes Visuales y Lingüística, cuyas tesis y conclusiones son valiosas dentro del marco de sus respectivos campos de estudio. Damos continuidad, de este modo, al sueño de crear, mediante el encuentro de investigadores de disciplinas diversas, una comunidad abierta a nuevas voces que contribuyan al desarrollo del pensamiento crítico en Latinoamérica.

  • Atenea numero 14

    Núm. 514 (2016)

    El número 514 de Atenea contiene dieciséis artículos de investigadores provenientes, fundamentalmente, de los ámbitos disciplinares de la historia, la filosofía, la sociología, la psicología, la economía, la comunicación y la literatura. Los lectores de la revista podrán apreciar algunas de las preocupaciones que, hoy en día, conmueven las sensibilidades e inteligencias de sus autores, académicos de Chile, Brasil, México y España.

  • Revista atenea número 513

    Núm. 513 (2016)

    Este número de ATENEA incluye dieciséis artículos, reunidos en torno a cuatro núcleos organizadores, de investigadores e investigadoras de universidades de Chile, Venezuela, Argentina, Colombia, España, Grecia y Bélgica. Respondemos así al compromiso de contribuir a la articulación de comunidades de pensamiento, capaces de abordar, desde diferentes perspectivas, temas y problemas de relevancia cultural.

  • Vol. 2 Núm. 2 (1925)

    Entre los temas sugeridos para esta Conferencia Internacional sobre educación, figura el de <<Cómo las fuerzas educacionales pueden promover la amistad y la buena inteligencia mundiales>>.
    Para poder abordar este amplísimo problema, es menester empezar por ver y considerar los factores que se oponen al establecimiento e imperio de esa amistad y buena inteligencia. En términos generales no son otros que las seculares rivalidades de los hombres, variables en sus aspectos y terribles como el mar.

  • Vol. 2 Núm. 1 (1925)

    El poeta, el verdedero poeta es el vidente, es el privilegiado del espíritu para traducir en verbo humano lo que avizora en vuelos suprasensibles y de difícil acceso al común de los mortales: es el portador de las cuerdas divinas que vibran con el dolor de los demás . Los demás se encuentran expresados en él y se dicen : esto es lo que he sentido, esto es lo que siento, y le agradecen al poeta la iluminación de esperanza producida, el alivio al pesar traído con su ahondar en las complejidades del corazón. El poeta es el creador de belleza, es el pontífice del amor en todas sus formas. Vuela por esto en planos superiores a las miserias ordinarias de la vida o les aplica el cauterio de su fuego de profeta indignado cuando provienen de la mezquindad y maldad de los hombres.

  • Vol. 1 Núm. 10 (1924)

    La obra dedicada por Guyau al estudio del problema religioso se halla animada de una tendencia práctica. Quiere probar que la disolución de las religiones positivas, ya iniciada desde el siglo XVIII, se consumaría en un futuro próximo. Esa tendencia se indica desde el título del libro: «La Irreligión del Porvenir» .

    Sin embargo la primera parte está consagrada a teorías generales, al estudio del origen de las religiones en las sociedades primitivas.

  • Vol. 1 Núm. 9 (1924)

    Para darnos cuenta clara de la actual situación de Italia, es conveniente distinguir el facismo, partido político, que tiene señalada una misión con fines inmediatos definidos, del facismo entendido como convemovimiento revolucionario y que representa un cierto orden de ideas. El facismo, partido político tuvo la suerte de encontrar,—en el momento psicológico,— un jefe de extraordinaria energía y actividad política. Los facistas llegaron a restaurar en Italia la autoridad y eficiencia del gobierno y a contrarrestar las fuerzas anti-nacionalistas que obraban en el país, representadas por el socialismo, la democracia cristiana y la masonería, que se habían desarrollado libremente a la sombra de gobiernos anteriores. Estas fuerzas arrancan su inspiración de un ideal intenacionalista, en oposición al nacionalismo o imperialismo. El socialismo, v. gr., predica la solidaridad de los intereses de la clase proletaria, desentendiéndose del interés nacional, y se funda en una concepción materialista del universo.

  • Vol. 1 Núm. 8 (1924)

    En este campo de su especulación, Guyau se muestra de un valor moral inflexible para atacar el error y defender lo que estima verdadero. Hay algo de heroico en su acometividad espiritual. Es el caballero del ideal que, sin pensar en los peligros que puedan amargar su vida, se lanza revestido de las mejores armas del verbo contra los dragones del temor del prejuicio y de la hipocresía. Nada le arredra, como amante apasionado, para llegar a la posesión de la verdad desnuda.

  • Vol. 1 Núm. 7 (1924)

    El 5 de Septiembre fué sorprendido el país con la noticia de haber estallado en la capital un movimiento militar encaminado a modificar profundamente la vida política de la nación.

    Encabezada por una Junta Militar, en representación del Ejército y de la Marina unidos, se inició ese día una gran revolución pacífica que.— aunque no ha carecido de episodios trágicos como es imposible que deje de ocurrir en acontecimientos semejantes,—ha seguido hasta ahora su desarrollo dentro de líneas admirables sin violencias, sin derramamiento de sangre, mérito que corresponde repartir en verdad por iguales partes entre la prudencia de los militares y la cordura de los civiles.

  • Vol. 1 Núm. 6 (1924)

    Las alumnas estudiantes de Medicina han querido formar un Centro con el laudable propósito de apoyarse mutuamente, de conocerse entre sí y de progresar en sus estudios; han deseado ser auspiciadas por su Alma Mater—la Universidad—y por el apoyo moral de sus Directores Honorarios entre los cuales se honra el que habla; han pedido que uno de nosotros dé a conocer, ante la opinión, la creación de este Centro y esa es la razón de esta Conferencia. La Facultad de Medicina, que se ha inspirado en crear una extensión universitaria también me autoriza para dirigiros la palabra.

  • Vol. 1 Núm. 5 (1924)

    SEÑOR Presidente, señoras, señores:

    Al alborear el siglo diez y seis, dos tendencias bien definidas, y en cierta manera antagónicas, se diseñaban en la poesía portuguesa: la tendencia medioeval, preponderante en los siglos anteriores, y la tendencia clásica, caracterizada por la imitación de las obras de la antigüedad greco-latina.

    Durante los siglos doce, trece y catorce, dió vida y explendor a la primera, la influencia, en la lírica portuguesa, de la poesía provenzal, y en la épica, la de las gestas del norte de Francia: al par que la segunda, latente, si se quiere, no fenecida, en aquel largo período, tuvo pocas ocasiones de manifestarse, y sólo vino a dar testimonio de su existencia en la segunda mitad del siglo quince, y mejor aún, en los primeros años del siglo diez y seis, en que se alzó omnipotente, amenazando concluir con su ya entonces desairada rival. 

     

  • Vol. 1 Núm. 4 (1924)

    DESPUÉS de haber convivido durante algún tiempo con el espíritu de Guyau, que se desprende de sus obras, me pongo a escribir este ensayo lleno de veneración hacia él. Es una veneración simpática, cariñosa y dulce la que inspira ese filósofo-poeta, alma atormentada y noble, esforzada, infatigable y doliente, que realizó en su corazón la armonía suprema de la ciencia, de la poesía y del amor.

    Guyau pertenece por su temperamento a esa escuela llamada por Michelet «humana y sentimental» que principia con Abelardo en el siglo XII y tiene más tarde como representantes a Fenelón y Rousseau.

    En la segunda mitad del siglo XIX ( 1854-1888) señala Guyau un momento de la evolución filosófica entre el positivismo de mediados de la centuria y el idealismo trascendental de nuestro época. Se encuentra ligado al positivismo austero y seco de Comte, al positivismo sonriente, amargo y travieso de Renán y a la macicez erudita y seria hermoseada por el arte del pensamiento de Taine. Pero no es tan exclusivamente positivista y es más idealista que ellos. Por esta característica suya debe figurar Guyau como precursor de Bergson, Boutroux, James y Eucken; más su idealismo es ante todo sentimental y humano y no toma las formas metafísicas trascendentales que reviste en las ideas de estos filósofos. Su mente no se siente atraída por los problemas del ser y de la sustancia, del origen de la vida, del sujelo y del objeto, u otros análogos sino que busca todos aquellos tópicos que tengan algo de calor cordial. Parece que Guyau hubiera previsto que sus años iban a ser brevemente contados y dispuesto que su alma fuera en ese corto lapso lo más útil y radiante posible. Así aplica su genio a los asuntos de interés social, como ser el arte, la moral, la educación y la religión.

  • Vol. 1 Núm. 3 (1924)

    CUANDO se reflexiona sobre la maravillosa arquitectura del pensamiento griego, célula de donde se ha desarrollado el pensamiento europeo de veinticinco siglos y se pregunta uno por qué sucumbió esa raza en plena juventud, se inclina a buscar la respuesta en su falta de sentido místico.

    El pueblo heleno vivió lo que sus dioses. A Sócrates, Platón, Aristóteles, a los poetas como Esquilo, a los artistas como Fidias, la Filosofía y el Arte les salvaron de la Muerte. Mas, la gran masa de los atridas que no pudo elevarse a la visión de un ideal nuevo, superior a las divinidades tradicionales, fué incapaz de impregnar de inmortalidad la arcilla de su carne que se deshizo en polvo en las luchas fratricidas.

    No hay conciencia sin tragedia. No hay hombre inteligente que no se haya cerciorado con lágrimas que la dicha es engañosa, que a mayor capacidad para gozar corresponde una mayor potencia para sufrir, que hasta la copa de miel que nos brinda sonriente el amor ilusionado es un lazo que nos tiende el Dolor.

  • Vol. 1 Núm. 2 (1924)

    La Francia del siglo XVI ofrece a los estudiosos un notable conjunto de escritores de raro talento, cuyas obras, apreciadas hoy en todo su valor, constituyen un tesoro precioso para la cultura humana.

    Al lado de poetas exquisitos como Pedro RONSARD y Francisco MALHERBE. florecieron prosistas tan eminentes como Santiago AMYOT. cuya traducción de Plutarco constituye un monumento de erudición y de lenguaje, y Juan CALVINO. no menos célebre por su «Institución de la Religión Cristiana» .

    RABELAIS. el fraile aventurero, el de la sonora carcajada, el más genial de los satíricos de Europa, es también de esta época.
    También lo son Clemente MAROT, el poeta de las baladas y traductor de los Salmos, y Pedro LEROI, canónigo de Rouen, autor de la sátira Menipea. que tan honda repercusión política tuvo en los tiempos de Enrique IV.

  • Vol. 1 Núm. 1 (1924)

    Después de cinco años de labor, la Universidad de Concepción ha podido realizar el anhelo de dar a la publicidad por lo menos una revista. Hasta este momento, han debido concretarse sus esfuerzos a la enorme tarea de atender al mantenimiento de sus escuelas.

    Puede ser que, andando el tiempo, al lado de esta revista de carácter general, nos sea permitido ofrecer otras consagradas a dominios particulares de la ciencia, como es propio de toda verdadera Universidad.

    Esta revista, como la Universidad que la sostiene, tratará de servir los intereses de la cultura en todas sus dimensiones. Desde los fundamentales de la industria y de la producción material, hasta los superiores del espíritu y de los valores morales. Desde los de la región, hasta los de la patria toda. Será en este sentido nacionalista; pero nó de un nacionalismo estrecho, sino entendido: <<1.°, como amor al suelo del país y a sus ´pobladores, considerados en cuanto núcleos de fuerzas en potencia, capaces de inmenso desarrollo, y 2.°, como amor a la nación en cuanto unidad de vigor dentro de la solidaridad de la raza y de la humanidad.>>