NUESTRAS HERIDAS SON NUESTROS TROFEOS

Resumen

Este trabajo, La Huella, utiliza un suen?o como herra- mienta para reactivar la memoria de mi padre Eugenio Cornejo (1940, Santiago de Chile – 2002, Puebla, Me?- xico) e intentar darle un uso sanador. Eugenio Cornejo fue un profesor de arte y una vi?ctima de prisio?n y tortura por parte de la dictadura de Augusto Pinochet (informe de la Comisio?n Nacional sobre Prisio?n Poli?tica y Tortura, 2005). Un refugiado no reconocido como tal, que murio? prematuramente de alcoholismo, sin poder volver a su pai?s y sin recibir ninguna reparacio?n durante la de- mocracia del Estado Chileno. E?l representa uno de los cientos de miles de personas asesinadas, torturadas y detenidas durante las guerras sucias de Ame?rica Latina (Stern, Steve J., 2013).

Publicado

2018-10-31

Cómo citar

NUESTRAS HERIDAS SON NUESTROS TROFEOS. (2018). Alzaprima, (11), 70-77. Recuperado a partir de https://revistas.udec.cl/index.php/alzaprima/article/view/1213

Número

Sección

Artículos Creación